La Parte B de Medicare

In this article...
  • ¿Qué es la Parte B de Medicare y cómo funciona? Descubre cómo inscribirte en el plan de seguro médico para pacientes ambulatorios de Medicare y obtén información sobre los costos probables y los límites de la atención.

Medicare es el principal programa de seguro médico federal para ciudadanos estadounidenses de 65 años o más. El programa sirve a más de 60 millones de estadounidenses y paga todos o parte de sus servicios de salud cubiertos.

¿Qué Es la Parte B de Medicare?

La Parte B de Medicare es el beneficio de atención ambulatoria que se ofrece a los beneficiarios inscritos en Medicare Original. La Parte B es un beneficio opcional para los afiliados a Medicare, aunque muchas personas mayores se inscriben automáticamente en el plan cuando comienzan a recibir los beneficios del Seguro Social a los 65 años. Algunas personas más jóvenes también pueden calificar para la Parte B de Medicare si tienen una afección elegible como Enfermedad renal en etapa terminal (ESRD, por su sigla en inglés), Enfermedad de Lou Gehrig (ALS, por su sigla en inglés) o si reciben beneficios por discapacidad del Seguro Social o de la Junta de Jubilación Ferroviaria.

La Parte B es uno de los dos componentes de lo que se llama Medicare Original.

Si bien la Parte A de Medicare cubre los servicios para pacientes hospitalizados, la Parte B cubre muchos de los servicios para pacientes ambulatorios que las personas mayores necesitan con mayor frecuencia. Las primas de la Parte B varían un poco, pero el deducible estándar es relativamente bajo y estable.

Servicios Cubiertos Por la Parte B de Medicare

Medicare Parte B cubre dos tipos básicos de atención, servicios preventivos y servicios y dispositivos médicamente necesarios.

La atención preventiva generalmente está cubierta por la Parte B e incluye la mayoría de las pruebas de diagnóstico ordenadas por un médico, ciertas visitas al consultorio del médico y exámenes médicos. Las vacunas contra la gripe y algunas otras vacunas también suelen incluirse como servicios cubiertos para la mayoría de las personas mayores.

Los servicios médicamente necesarios cubiertos por la Parte B son amplios y cubren una amplia gama de atención.

La Parte B paga la mayor parte del costo de una amplia gama de procedimientos médicos realizados en una consulta ambulatoria o en el consultorio. Los viajes en ambulancia son un beneficio proporcionado bajo la Parte B, aunque el tratamiento hospitalario en un departamento de emergencias se paga como un elemento del seguro hospitalario de la Parte A si eres admitido para recibir atención hospitalaria.

El equipo médico duradero (DME, por su sigla en inglés) que se considera médicamente necesario puede estar cubierto por la Parte B. Esto puede incluir dispositivos ortopédicos, equipos de movilidad como sillas de ruedas y andadores, dispositivos protésicos y aparatos médicos, como máquinas CPAP. La Parte B también puede pagar algunos suministros médicos desechables, como vendajes para heridas y equipo para pruebas de diabetes.

Algunos servicios de especialistas se pagan según la Parte B. La terapia física y ocupacional están incluidas en el marco del seguro de la Parte B, al igual que los servicios de rehabilitación y algunos consejos sobre drogas y alcohol. Las visitas domiciliarias de enfermeras y terapeutas son servicios de la Parte B, al igual que los servicios educativos, como la educación sobre la diabetes y el adiestramiento de animales auxiliares.

Todos los beneficios anteriores vienen con diferentes condiciones y calificaciones. Debes consultar con tu médico si tus servicios de tratamiento están cubiertos por Medicare.

Qué No Está Cubierto Por la Parte B

La cobertura de la Parte B de Medicare tiene sus límites.

La Parte B no paga los servicios de atención para pacientes hospitalizados ni la mayoría de los medicamentos recetados.

La parte B también tiene restricciones de cobertura que incluyen:

  • Cuidado de custodia a largo plazo para adultos con discapacidades cognitivas o mentales
  • La mayoría de la atención dental de rutina
  • Exámenes de la vista de rutina para anteojos o lentes de contacto
  • Cuidado dental de rutina y dentaduras postizas
  • La mayoría de los procedimientos cosméticos
  • Medicina alternativa, como acupuntura.
  • Audífonos, incluidos los exámenes de adaptación y el mantenimiento del dispositivo.

Algunos cuidados de los pies están disponibles para los afiliados con diabetes o úlceras por presión, pero la Parte B no cubre el cuidado de los pies de rutina.

Primas, Copagos y Limitaciones de Cobertura

La parte B de Medicare cobra una prima mensual por los servicios que ofrece, y la mayoría de los beneficiarios tienen un requisito de coseguro y una reducción anual que deben pagarse antes de que el programa pueda ayudar con otros costos.

En 2022, la prima mensual estándar para la Parte B es de $170,10. Los afiliados que ganaron más de $91.000 al año en 2020 pueden tener un recargo impuesto a su prima de la Parte B de 2022, que puede llegar hasta $578,30 al mes para las personas que ganaron más de $500.000 al año en 2020.

La parte B también tiene un deducible estándar que debe pagarse antes de que los beneficios entren en vigor. En 2022, el deducible anual de la Parte B de Medicare es de $233. Una vez que lo paga de su bolsillo, la Parte B puede pagar hasta el 80 % de todos los costos restantes por la atención ambulatoria médicamente necesaria.

Registrarse Para la Parte B

Las personas mayores que resultan eligibles para Medicare en su 65 cumpleaños pueden inscribirse en la Parte B de Medicare al mismo tiempo que se inscriben en la Parte A. Las personas mayores que reciben pensiones del Seguro Social pueden inscribirse automáticamente en la Parte B, con sus primas mensuales deducidas del pago mensual.

Las personas mayores que no se hayan inscrito automáticamente en la Parte B pueden hacerlo comunicándose con la Administración de la Seguridad Social o visitando una oficina de la SSA, (por su sigla en inglés) en su distrito. Los nuevos afiliados generalmente tienen la opción de inscribirse en otra cobertura opcional de Medicare al mismo tiempo que solicitan la cobertura de la Parte B.

Formas Alternativas de Participar en la Parte B de Medicare

La mayoría de las personas mayores que reciben los beneficios de Medicare obtienen su cobertura de la manera tradicional, a través del programa Original Medicare que se creó por primera vez en 1965. Sin embargo, algunos beneficiarios optan por un plan Medicare Advantage para recibir sus beneficios.

Medicare Advantage, a veces llamado Medicare Parte C, combina la misma cobertura que las personas mayores obtienen de las Partes A y B, y cobra una sola prima mensual por todos los servicios cubiertos. Los planes de la Parte C son atractivos para muchas personas mayores porque pueden incluir beneficios adicionales que no paga Original Medicare, como atención dental y de la vista. Muchos planes de la Parte C también ofrecen cobertura de medicamentos recetados.

Para obtener más información sobre la Parte B de Medicare y cómo registrarte, visita Medicare.gov o habla con un representante del plan de Medicare.